Obra pictórica al óleo, acrílico, barnices, mix-media

Desde su temprana inclusión en la plástica, Kieff dedica mucho tiempo a la obra pictórica. Explora cómo el color puede ser encauzado en la escultura, compone obras de pequeño y gran formato, añadiendo objetos y texturas a las superficies planas para conseguir un relieve escultórico.


Indagando en un universo de plasticidad, Kieff se aferra y apasiona con cualquier proyecto de trabajo.  La pintura de obras de gran formato le proporcionan una especie de pensamiento místico que le lleva a preguntarse acerca de su propia identidad.  Interpelado siempre por esa incógnita se repite a sí mismo: “pero quién soy yo“. Solo el tiempo y el trabajo podrían darle la respuesta.


Kieff trata la pintura como si de escultura se tratase, proporcionando a través del relieve una nueva dimensión de percepción de la obra pictórica. En una búsqueda insaciable, mezcla los materiales e indaga sobre la aplicación de otras técnicas que hacen surgir nuevas obras.


Hoy en día, aún perdura en él esa búsqueda a través de un universo plástico, tratando de incorporarse a la realidad de su estilo, en un intento de eliminación de la especulación, para dejar libre la imaginación.  Según sus propias palabras expresaba: ”Ni la forma, ni el material mismo, ni la idea tienen importancia, solo la pasión por el trabajo.  El resultado final es lo que cuenta”.

fondo pie2.jpg

Fundación Kieff Antonio Grediaga
Arte y Cultura