Obra gráfica sobre plomo

En la pluma de Cervantes

Rechazando el método clásico de realización de grabados, Kieff investiga con otros materiales buscando la forma de imprimir relieve y conseguir que el grabado se convierta también en escultura. 


Coincidiendo con el IV centenario de la muerte de Cervantes, realiza en esta disciplina un total de 52 grabados, uno por cada capítulo de la primera parte de la novela, en los que nos acerca a la ruta del Quijote. Todo un homenaje a Don Miguel. Haciendo uso de sus investigaciones, imprime los dibujos sobre planchas de plomo de 1 mm de grosor. En los rasgos más profundos se acumula más tinta, permaneciendo incrustada en la materia tras una fuerte impresión. Circunstancia que confiere un aspecto más escultórico al grabado. Kieff consigue con ello unos grabados que han sido considerados como auténticas esculturas en plomo. Fue allí, en la Capilla del Oidor, junto a la pila de bautismo de Cervantes, donde expone la primera muestra inspirada en la obra del genio de Alcalá, con el título “En la pluma de Cervantes”. 
 

TIERRAS grabados a Garcia Lorca 1998

El vuelo del gato

fondo pie2.jpg

Fundación Kieff Antonio Grediaga
Arte y Cultura